¡SÍ SE PUEDE!

Ayer vivimos en el Congreso una jornada intensa, a medio camino entre jornada histórica y película de Fellini a la española. No ha faltado ningún ingrediente: un banquero extranjero que ¿viene a dar lecciones? al lugar donde reside la soberanía nacional y lo único que nos deja muy claro, es qué entiende este Gobierno por transparencia.

Mario Draghi y su transparencia

El segundo ingrediente pone el imprescindible toque folclórico a la película, y es que, esta vez desde las gradas y mirando al coso político, varios toreros valientes observaban como salía triunfante la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que pretende convertir la fiesta de los toros en Bien de Interés Cultural.

Y para terminar, un complicado y poco creíble guión hacía coincidir todo esto, con el auténtico protagonista de la película, el pueblo. El pueblo en la calle (1.402.854 ciudadanos) reclamando sus más mínimos derechos y la admisión a trámite de una Iniciativa Legislativa Popular que contempla, entre otras medidas, la dación en pago y la paralización de los desahucios.

Nada hacía presagiar el desenlace, ya que mientras se debatía en el coso y se producía la expulsión de los miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) al grito de “¡expúlsenlos; procedan a la expulsión, coño!”,  el PP mantenía su intención de voto negativo como ya había anunciado. O sea, pura democracia, pura transparencia.

Y por fín, El Partido Popular anunció in extremis su decisión de votar a favor, bonito final si no fuera por el sabor agrio de conocerse el suicidio de una pareja que iba a ser desahuciada en Mallorca (dos personas mayores que tenían problemas económicos porque no les pagaban lo que les debían y a su vez ellos no podían pagar la hipoteca), y anteriormete otro en Basauri (separado y con hijos a su cargo y que no tenía dinero para la hipoteca ni para nada; le habían cortado la luz, el gas, el agua… ¿se puede vivir así?).

La tragedia continúa, pero ahora sabemos que con el apoyo de la ciudadanía, ¡sí se puede!. La soberanía está (y debe estar) en el pueblo, no en los políticos (solamente lo gestionan), no en los banqueros, no en las grandes industrias… Recordad, entre todos, ¡sí se puede!.

¡SÍ SE PUEDE!

Enhorabuena, enhorabuena a los movimientos ciudadanos que dan lecciones cada día. Esto solo es el comienzo, un pequeño paso. Hay que seguir caminando y demostrando que somos muchos y que no vamos a permitir que se gobierne y legisle para el beneficio económico de unos pocos. ¡Todos somos víctimas de esta estafa!

Mani16FBilbo

Concentraciones convocadas en todo el estado, comprueba cual te pilla más cerca
En Bilbao:
Otsailak 16 febrero, 18:00. Arriaga plaza
En Donostia:
Otsailak 16 febrero, 12:00. Boulevard