Ya somos casi un millón

ya somos casi un millón los que seguimos alucinado con la situación.

ya somos casi un millón los que pedimos la dimisión.

Y mientras tanto, desde Alemania, el señor Rajoy nos dice: “… casi todo es mentira“. Después de las mentiras que el Sr. Rajoy ha realizado durante los últimos años, esto no resulta muy creíble.

Pero me voy a quedar con ese “casi”. Ese “casi todo es mentira” quiere decir que hay algo que es verdad y, ahí está el asunto, ¿qué pasa con la parte que es verdad?. Parece que la gente se ha olvidado de ellos.

Yo no he sidoAlgunas personas relevantes del PP (como por ejemplo Jorge Trías que ha reconocido que “se produjeron entrega de sobresueldos y que era algo habitual“, asegurando que fue testigo de esa caja B), han reconocido haber recibido sobresueldos y ¿qué ha pasado con ellos?, ¿se ha denunciado o detenido alguno de los que han reconocido recibir estos “regalos”?, ¿el PP o Rajoy los ha apartado del partido y les ha recriminado su actitud?. Tratándose de un partido transparente y riguroso con la legalidad, separarles del partido sería lo mínimo. ¿Porqué el Sr. Rajoy no toma medidas contra estas personas que tanto “daño” han hecho al partido?.

Sinceramente, me resulta deprimente escuchar a los distintos dirigentes del PP levantando la bandera de la transparencia e invitando a los demás partidos a hacer lo mismo mientras esgrimen el argumento de “tu más”.  O escuchar al presidente de la Comunidad de Madrid decir que se van a querellar contra cualquiera que difame al PP.

Confiemos en los fiscales y jueces de la Fiscalía Anticorrupción y la Audiencia Nacional,  y esperemos que no haya indultos, ni prescripciones, ni defectos de forma que evite que esta nueva corrupción quede sin castigo.

Y no nos olvidamos de Navarra. Después de los superviajes con alquiler de helicopteros incluido, y otros datos que hemos ido conociendo de Caja Navarra de la mano de Kontuz, que aparezca Yolanda Barcina ante el parlamento navarro, diciendo “la culpa de la desaparcición de Caja Navarra es de todos: los partidos y la sociedad“, es insultante.

Me niego a creer que la “política sin corrupción” sea imposible. La regeneración democrática vendrá de la mano de los ciudadanos. Y lo primero será acabar con todo aquello que emana ese tufo inaguantable, insoportable:

DIMISIÓN

Anuncios

Más que nunca, DIMISIÓN

Dijeron que no subirían los impuestos, pero SUBIERON LOS IMPUESTOS.

Dijeron que el abaratamiento del despido, aumentaría los puestos de trabajo, pero los DESPIDOS AUMENTAN y el TRABAJO DISMINUYE.

Dijeron que no tocarían las pensiones, pero los JUBILADOS PIERDEN PODER ADQUISITIVOS, día a día.

Dijeron que no tocarían la sanidad, pero las MEDICINAS, AMBULANCIAS, TRATAMIENTOS MÉDICOS, AUMENTAN SUS PRECIOS, mientras que los médicos son despedidos y los hospitales públicos están siendo PRIVATIZADOS o CERRADOS.

Dijeron que la educación sería lo más importante para ellos, pero están enviando PROFESORES AL PARO, promocionan UNA EDUCACIÓN CLASISTA y obligan a ESPAÑOLIZAR los sistemas educativos de las comunidades autónomas.

Dijeron que apostarían por la investigación, pero CENTROS DE INVESTIGACIÓN de alto nivel ESTÁN SIENDO CERRADOS, derivando el dinero a proyectos DESFASADOS, INÚTILES, INEFICIENTES, INSOSTENIBLES… Mientras que los investigadores, muchos de gran cualificación, se ven obligados a EMIGRAR a otros países donde la investigación es algo muy valorado.

MENTIRAS Y MÁS MENTIRAS. Estamos ya hartos de tanta mentira. Todas las mentiras cometidas y la falta de compromiso con el programa electoral del PP, obligan a una DIMISIÓN total, de todo el gobierno. Pero lo último supera todo lo anterior.

Dijeron que no cobraron sobresueldos ni comisiones, pero…

2013020114222021057

… y esto, supera con creces, todo lo anterior.

El dinero, los cargos políticos o el poder económico, no les deben dejar al margen de la ley. Desde los implicados de la casa Real hasta el último concejal del ayuntamiento más olvidado, tienen que pagar por robar al pueblo, a ese pueblo que han dicho que defenderían, a ese pueblo que le han pedido tantos sacrificios. La ley tiene que caer sobre ellos con todo su poder. Sin indultos. Sin prescripciones. Sin reducciones en las sentencias. Sin vacilaciones. Caiga quien caiga. Todos los que han malversado, han robado, han defraudado, han recibido comisiones ilegales… deben devolver el dinero e ir a la carcel.

Mientras tanto, el gobierno debe dimitir. Sí, he dicho el gobierno, no Rajoy. Todos son y han sido culpables.

Solo una pregunta ¿cuánto más aguantaremos?

revolucion4