Todo depende de tí

Habíamos pensado empezar este año con los mejores deseos para el nuevo año. Pero recordando los recortes habidos y los que van a venir, hemos pensado desearos RECORTES, muchos RECORTES, pero RECORTES a la intolerancia, RECORTES a los políticos corruptos, RECORTES a los despidos laborales, RECORTES al desmantelamiento de servicios sociales, RECORTES a los desahucios, RECORTES a las privatizaciones de las sanidad, RECORTES a los banqueros usureros, RECORTES, RECORTES y RECORTES, así que….

mafalda

B60

Somos libres

El pasado viernes, publicabamos una noticia sobre la banca ética y, como tenían previsto hacer una ponencia en la Uni de Sarriko, varios amigos de Kokotaraino, nos animamos a asistir, por cierto, la sala estaba llena..

Sencillamente genial y alentador.

Uno se acerca con cierta sospecha a una ponencia con título “Dinero y conciencia”, dos palabras difíciles de casar, e impartida por el subdirector general de un banco, banco al fin y al cabo, aunque se defina como ético.

Y resulta que, finalizada la ponencia, sales con una sonrisa tonta y con la sensación de haberte tenido que contener, por lo menos 10 veces para no levantarte y aplaudir sin parar, durante la hora y media que duró la charla. Charla en la que se habló mucho de conciencia y poco de dinero y sobre todo, supuso una corriente de energía para ponerse en marcha, decidir sobre mis acciones, por que como muy bien me ha hecho entender Joan Antoni Melé, ¡soy libre!.

Libre para decidir,

¿Qué compro?, ¿por qué compro? y ¿a quién compro?

Propuesta: durante solo un día, piensa en quién está detrás de ese producto que estás comprando, el final de la cadena: una persona que debe vivir en dignidad igual que tu y yo. Y todos tenemos claro lo que es digno o no, cuando reclamamos nuestros derechos.

Hay muchas publicaciones que nos pueden ayudar a decidir, una de ellas fue nombrada por el ponente.

Libre para decidir,

¿Cuánto tengo ahorrado?, ¿porqué ahorro?, ¿dónde ahorro?

Si no nos planteamos esto, se pueden dar paradojas como la de que un pacifista convencido esté sufragando empresas de armamento con el dinero que tiene ahorrado en el banco X.

La cultura de la donación: el dinero tiene que morir, muere para mi y, en donación, genera vida para otros.

Por tanto, no esperes a que los políticos cambien la situación, el modelo social, las reglas de funcionamiento de esos todopoderosos “mercados”, que en la actualidad, en un 90% se basan en una economía virtual, pero que se han convertido en un grave problema para la economía real, en definitiva para las personas.

No lo esperes, quizás no quieran cambiar la situación, pero sobre todo no pueden.

Nosotros sí podemos, somos libres.

(Nota: la ponencia fue integramente grabada y esperamos que se publique en youtube, por que merece la pena. Os mantendremos informados).