Algo huele a podrido en Alemania

Hace unos días comentábamos la implicación del gobierno aleman en el bombardeo de Gernika (implicación reconocida y por la que en su momento pidió perdón) y decíamos que el bombardeo continuaba, también desde Alemania y bajo la presión de Angela Merkel. Pero igual que en el caso de Gernika (y en otros muchos) los propios ciudadanos, incluso los soldados alemanes, no conocían los últimos fines de sus dirigentes. Ahora, pasa algo parecido, aunque….

Ese “aunque” me gusta. Parece que ahora los medios alternativos de comunicación están sacando a la luz y publicando los verdaderos planes (o parte de ellos) de esos “bombardeos”, ya sean militares o económicos.

He recogido un vídeo en la parte inferior de esta artículo. Impresionado me ha dejado este médico alemán con su exposición de la raíz de lo que estamos viviendo, porque lo contextualiza a nivel histórico, y te da un contrapunto a la vorágine mediática que justifica el sacrificio y dolor colectivo -y por ende, individual-. Tiene valor añadido el que esta reflexión venga de Berlín, por el rol determinante de la cancillería alemana en el proceso actual.

El Dr. Raht es mundialmente conocido, no sólo por ser discípulo de Linus Pauling, ni por su magnífica fundación, si no también por sus importantes investigaciones en Medicina Celular. Os animo a ver este vídeo de 18 minutos y a este magnífico Ser Humano.

En el evento (recogido en el vídeo de abajo) que se llevó a cabo el pasado 13 de Marzo en Berlín, el Dr. Rath llama al pueblo de Alemania y de Europa a asumir su responsabilidad. El Dr. Rath hace un llamamiento conjunto para construir una Europa democrática -formando un nuevo mundo orientado hacia la atención de la salud, la prevención y la eliminación de las enfermedades… y, como dice el propio Dr. Rath:

Ya no seguiremos permitiendo que los intereses financieros nos engañen y abusen de nosotros, ni tampoco permaneceremos indiferentes ante el intento de conseguir su objetivo de someter comercial y políticamente a naciones enteras sacrificando millones de vidas humanas.

¡Nunca más! ¡No con nuestro apoyo!

Es un poco largo (18 min), pero en serio, ¡ merece la pena!

Continúa el bombardeo

Gernika. Hoy hace 75 años de un nefasto bombardeo indiscriminado sobre la población civil de Gernika (26 de abril de 1937). Todavía  se recuerda con tristeza y con rabia. Da más rabia cuando el dictador Franco, ante la publicidad negativa que pudiera darle a su “movimiento”, mandó destruir cualquier tipo de documentación en la que quedara de manifiesto que fue un bombardeo premeditado. A partir de ese momento, mandó que se publicase que fueron las ordas rojas y separatistas las que habían incendiado Gernika. Me sigue dando rabia cuando recuerdo que estaba prohibido decir (o publicar) que había habido un bombardeo, bajo pena de cárcel. Era la ley, si decías que había habido un bombardeo, podías ir a la cárcel. Era la ley, sí, pero que sea ley no quiere decir que sea justa.

Creo que el bombardeo continúa. Ahora, el campo de pruebas no es Gernika sino toda la sociedad: vasca, española, griega… en definitiva, la sociedad europea. Ya no son bombas destructivas ni incendiarias, son bombas económicas disfrazadas de desaucios, despidos, descenso de jubilaciones, copagos, etc. Estas clases de bombas no son indiscrimidadas del todo. La gran mayoría de la gente, de diversos sectores sociales, son los que verdaderamente sufren las consecuencias de este nuevo tipo de bombardeo. Por cierto, igual que en Gernika.

Como en Gernika, tampoco se pueden decir ciertas cosas. Tampoco se puede despertar la conciencia colectiva desde medios alternativos como este y otros blogs. Hace unas semanas, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, lo anunció en el Congreso, el gobierno pretende reformar el Código Penal para considerar delito “la resistencia pasiva” y la convocatoria o difusión por Internet de manifestaciones violentas con hasta 4 años de cárcel. Igual que con Franco. Podrá ser ley, pero seguro que no es justo que no puedas manifestar tu indignación. Enfada mucho más cuando se trata de “resistencia pasiva”, creo que han tenido sumo cuidado en no utilizar el término de “resistencia pacífica”. Hubiese sido….

Siempre nos quedará Televisión Española. Ah, no, perdón, que aquí también hay otra reforma. El gobierno ha cambiado la forma de nombrar al presidente de RTVE, quedando todo el poder en manos del gobierno. Nuevamente, igual que con Franco. Según la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, el Gobierno quiere convertir RTVE en «un instrumento sectario de propaganda». ¿Mandarán a la cárcel a todos los que se salgan de la línea oficial del Gobierno?.

Aunque, debemos entender que no hay ningún peligro. Al fin y al cabo, estamos en un sistema democrático y la sociedad ha elegido a este gobierno y a este presidente. ¡Uy!, ahora recuerdo que Hitler también fue elegido así.

Un abrazo a los de Gernika, Eibar, Durango, Elgeta, etc y recordad que el bombardeo continúa. Ahora solo nos queda, defendernos o guarecernos en algún búnker anti bombas.

Somos libres

El pasado viernes, publicabamos una noticia sobre la banca ética y, como tenían previsto hacer una ponencia en la Uni de Sarriko, varios amigos de Kokotaraino, nos animamos a asistir, por cierto, la sala estaba llena..

Sencillamente genial y alentador.

Uno se acerca con cierta sospecha a una ponencia con título “Dinero y conciencia”, dos palabras difíciles de casar, e impartida por el subdirector general de un banco, banco al fin y al cabo, aunque se defina como ético.

Y resulta que, finalizada la ponencia, sales con una sonrisa tonta y con la sensación de haberte tenido que contener, por lo menos 10 veces para no levantarte y aplaudir sin parar, durante la hora y media que duró la charla. Charla en la que se habló mucho de conciencia y poco de dinero y sobre todo, supuso una corriente de energía para ponerse en marcha, decidir sobre mis acciones, por que como muy bien me ha hecho entender Joan Antoni Melé, ¡soy libre!.

Libre para decidir,

¿Qué compro?, ¿por qué compro? y ¿a quién compro?

Propuesta: durante solo un día, piensa en quién está detrás de ese producto que estás comprando, el final de la cadena: una persona que debe vivir en dignidad igual que tu y yo. Y todos tenemos claro lo que es digno o no, cuando reclamamos nuestros derechos.

Hay muchas publicaciones que nos pueden ayudar a decidir, una de ellas fue nombrada por el ponente.

Libre para decidir,

¿Cuánto tengo ahorrado?, ¿porqué ahorro?, ¿dónde ahorro?

Si no nos planteamos esto, se pueden dar paradojas como la de que un pacifista convencido esté sufragando empresas de armamento con el dinero que tiene ahorrado en el banco X.

La cultura de la donación: el dinero tiene que morir, muere para mi y, en donación, genera vida para otros.

Por tanto, no esperes a que los políticos cambien la situación, el modelo social, las reglas de funcionamiento de esos todopoderosos “mercados”, que en la actualidad, en un 90% se basan en una economía virtual, pero que se han convertido en un grave problema para la economía real, en definitiva para las personas.

No lo esperes, quizás no quieran cambiar la situación, pero sobre todo no pueden.

Nosotros sí podemos, somos libres.

(Nota: la ponencia fue integramente grabada y esperamos que se publique en youtube, por que merece la pena. Os mantendremos informados).

¿Es posible una banca ética?

¿Existe la banca ética?, ¿Es posible una banca ética?, ¿Podemos luchar contra la crisis utilizando otro tipo de bancos?, ¿Es mejor guardar nuestro dinero fuera de los bancos, ya que “ellos nos tratan tan mal“?. Triodos Bank ofrece numerosas conferencias sobre banca ética y sostenible en toda España. Una de esas ponencias nos pilla cerca así que el que quiera….

PONENCIA: DINERO Y CONCIENCIA
Organiza: Departamento de Economía Financiera II, Universidad de País Vasco
Fecha y hora: viernes 20 de abril, 18:45 horas
Lugar: Aula Magna Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales (Avda. Lehendakari Agirre 83), Bilbao
Ponente: Joan Antoni Melé, subdirector general de Triodos Bank
Entrada libre hasta completar aforo

En el vídeo de abajo, Joan Antoni Melé, subdirector general de Triodos Bank, reflexiona sobre cómo un uso más responsable del dinero puede mejorar el mundo y promover la paz.

Y relacionado con el mismo tema,

Hegoa organiza sus XVII Jornadas dedicadas a la Crisis y Políticas Públicas. Las conferencias se celebrarán en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Económicas (Sarriko) en Bilbao, a las 19:00 h. el 23 y 24 de abril. La crisis, que ya se prolonga durante unos años, está afectando cada vez a un mayor número de personas. Se necesitan nuevos diagnósticos sobre la verdadera naturaleza de una crisis que no es solo, ni principalmente, económico-financiera; que permitan diseñar políticas públicas para garantizar los niveles de bienestar necesarios para la ciudadanía en su conjunto.

Lunes, 23 de abril: Astelehena, apirilaren 23a

Causas y consecuencias de las crisis financiera, económica y política

  • Vicenç Navarro. Catedrático de Ciencias Políticas y Sociales. Universidad Pompeu Fabra.
  • Lina Gálvez. Universidad Pablo Olavide. Red Europea Gender and Well-being.

Martes, 24 de abril: Asteartea, apirilaren 24a

Una mirada a la crisis desde América Latina

  • Javier Iguiñiz. Economista. Universidad Católica de Perú.
  • Magdalena León. Economista feminista. FEDAEPS. Ecuador.

¿Será el Alzheimer o la política?

Algunos estamos preocupados con nuestros problemas de “memoria”. No sabemos si el Alzheimer está afectando seriamente nuestras capacidades neuronales. Quizá también pudiera ser que exista una ePPidemia de esta maligna enfermedad que se va extendiendo cada vez más.

En fin, cada vez es más patente la deshonestidad de muchos políticos, cuyo único objetivo es alcanzar el poder a cualquier precio y luego…”la culpa la tuvo el otro”.

Es importante enfrentarse con la realidad, y lo digo porque las nuevas generaciones lo tienen crudo.

Otro día hablaremos de los elefantes, qué esos sí que tienen memoria.

Echad un vistazo a este vídeo y decidnos que opináis: ¿será el Alzheimer o la política?.

El triunfo de los mediocres

“Cuando en el mundo aparece un verdadero genio, puede reconocérsele por este signo: Todos los mediocres se conjurán contra él”. Jonathan Swift. Esta cita nos ha animado a publicar el siguiente artículo de David Jimenez.

Quizás ha llegado la hora de aceptar que nuestra crisis es más que económica, va más allá de estos o aquellos políticos, de la codicia de los banqueros o la prima de riesgo. Asumir que nuestros problemas no se terminarán cambiando a un partido por otro, con otra batería de medidas urgentes o una huelga general.

Reconocer que el principal problema de España no es Grecia, el euro o la señora Merkel. Admitir, para tratar de corregirlo, que nos hemos convertido en un país mediocre. Ningún país alcanza semejante condición de la noche a la mañana. Tampoco en tres o cuatro años. Es el resultado de una cadena que comienza en la escuela y termina en la clase dirigente.

Hemos creado una cultura en la que los mediocres son los alumnos más populares en el colegio, los primeros en ser ascendidos en la oficina, los que más se hacen escuchar en los medios de comunicación y a los únicos que votamos en las elecciones, sin importar lo que hagan. Porque son de los nuestros. Estamos tan acostumbrados a nuestra mediocridad que hemos terminado por aceptarla como el estado natural de las cosas. Sus excepciones, casi siempre reducidas al deporte, nos sirven para negar la evidencia.

Mediocre es un país donde sus habitantes pasan una media de 134 minutos al día frente a un televisor, que muestra principalmente basura. Mediocre es un país que en toda la democracia no ha dado un presidente que hablara inglés o tuviera mínimos conocimientos sobre política internacional. Mediocre es el único país del mundo que, en su sectarismo rancio, ha conseguido dividir incluso a las asociaciones de víctimas del terrorismo. Mediocre es un país que ha reformado su sistema educativo trece veces en tres décadas hasta situar a sus estudiantes a la cola del mundo desarrollado. Mediocre es un país que no tiene una sola universidad entre las 150 mejores del mundo y fuerza a sus mejores investigadores a exiliarse para sobrevivir.

Mediocre es un país con una cuarta parte de su población en paro que sin embargo encuentra más motivos para indignarse cuando los guiñoles de un país vecino bromean sobre sus deportistas. Es mediocre un país donde la brillantez del otro provoca recelo, la creatividad es marginada -cuando no robada impunemente- y la independencia sancionada. Un país que ha hecho de la mediocridad la gran aspiración nacional, perseguida sin complejos por esos miles de jóvenes que buscan ocupar la próxima plaza en el concurso Gran Hermano, por políticos que se insultan sin aportar una idea, por jefes que se rodean de mediocres para disimular su propia mediocridad y por estudiantes que ridiculizan al compañero que se esfuerza.

Mediocre es un país que ha permitido, fomentado y celebrado el triunfo de los mediocres, arrinconando la excelencia hasta dejarle dos opciones: marcharse o dejarse engullir por la imparable marea gris de la mediocridad.

Del blog de David Jimenez

Permitidnos acabar como hemos empezado: “Cuando en el mundo aparece un verdadero genio, puede reconocérsele por este signo: Todos los mediocres se conjurán contra él”. Jonathan Swift.